¿Evolución o transgénico? juguemos a diferenciarlos.

Los transgénicos juegan un gran papel en la sociedad. Anteriormente ya hemos tratado la variedad de ejemplos en sus usos y el impacto que suponen para el desarrollo global. 

Ahora ha llegado tu turno querido lector. Tal vez el deseo de probar tus conocimientos te haya conducido a esta entrada, o tal vez te guíe la curiosidad. Puede que un motivo mucho más profundo… En cualquier caso te planteamos el siguiente reto: eres capaz de diferenciar cómo se han obtenido los siguientes organismos?

¿Mediante evolución o ingeniería genética?¿Organismo convencional o transgénico?

¡¡Que empiece el juego!!

 

Petunia violeta con franjas blancas:

 

 

Si has leído la anterior entrada puedes apuntarte un punto, y si has acertado también. Efectivamente, se trata de un transgénico. Como apuntábamos, a esta petunia se le modificó la ruta de biosíntesis de antocianinas, molécula que le confiere un colorido morado. Posteriormente se utiliza ARN de interferencia para silenciar la síntesis del pigmento, permitiendo la obtención de las franjas blancas mostradas en la imagen.

En la siguiente te lo ponemos más dificil, ánimo.

 

Maíz de distintos colores:

 

 

¿Has visto alguna vez maíz con este colorido en el supermercado?¿No? Normal, porque se trata de un trans… pero no! no!

Es maíz convencional, concretamente una variedad que se creía extinta. Sus semillas datan del siglo XIX y sus creadores fueron los mismos indios Cherokee. A esta variedad se le apodó con el nombre de Glass Gem Corn por sus vivos colores, fruto del cruce de una especie en miniatura de maíz palomero llamado Pawnee, con un maíz de harina roja y otro llamado Greyhorse.

El motivo de este festival de colores podría ser explicado perfectamente por las leyes de Mendel. En la coloración del maíz están involucrados gran cantidad de genes, cada uno con distintos alelosLa combinación de estos confiere a cada grano de maíz su característico color.

 

El Padre Las Casas ya señaló, tras la conquista de América, que en la isla La Española había maíz morado, blanco, colorado, amarillo y a veces con todos los colores en la mazorca.

 

Y si te estás preguntando “el por qué”, efectivamente, en los supermercados no hay esta variedad y a qué es debido que únicamente puedas encontrar maíz amarillo es porque así lo ha decidido el sector agroalimentario. Antes de que se te pase por la cabeza… no, no se trata de un complot. Hace años se seleccionó la variedad amarilla ya que el color es más atractivo para el público, además cumple con otros requisitos como la producción de mazorcas más grandes y cuenta con un mejor valor nutricional que otras variedades. Quien sabe, tal vez la moda cambie y en un futuro solo encontremos maíz morado.

¿Decías que diferenciar plantas por colores es muy fácil? pasemos a organismos más complejos.

 

Salmón de mayor tamaño:

 

 

Sin duda muchos apostarían que se trata de dos especies distintas. Te presentamos el primer animal transgénico en ser comercializado, el salmón Atlántico Aquadvantage

Uno de los principales objetivos de las piscifactorías, y podríamos aplicarlo a todos los sectores, es la obtención de individuos más grandes en menos tiempo. Durante siglos el ser humano ha conseguido mejorar la cría de animales mediante la selección de los individuos mejor dotados y su posterior cruce. La biotecnología permite saltarse los inconvenientes del ensayo y error e insertar en el genoma del salmón un gen que le permita aumentar su tamaño.

En este caso el gen de la hormona del crecimiento (GH) procedente del salmón Chinook. Ésta permite que el salmón doble su tamaño y que alcance la adultez en tan solo 6 meses, la mitad que el salmón convencional. Además, se le insertó un gen que codifica para una proteína anticongelante (AFP), procedente del abadejo (pez marino perteneciente a la familia del bacalao), con tal de producir el pescado incluso en aguas a bajas temperaturas, permitiendo su producción incluso en invierno. 

¿Ésta te la sabias? ¡Un punto más para el bolsillo!

 

Vaca hipertrofiada:

 

 

Nosotros no lo creímos la primera vez que lo vimos. Se trata de una vaca convencional conocida como Belgian Blue, aunque bien podría tratarse del gemelo vacuno de Arnold Schwarzeneger. Esta vaca tiene una enfermedad conocida como hipertrofia muscular. Hay otros mamíferos que la padecen, entre ellos los humanos. Esta enfermedad se caracteriza por un aumento del número de fibras musculares y, por lo tanto, del músculo. Se debe a una mutación en el gen de la miostatina (GDF-8), el factor de crecimiento encargado de limitar el crecimiento del tejido muscular. Concretamente las vacas Belgian Blue son incapaces de sintetizar miostatina funcional debido a una delección de 11 pares de bases en el tercer exón del gen, resultando en una alteración de la pauta de lectura. La miostatina pierde su región activa y con ello su capacidad de controlar los niveles de masa muscular.

 

Demos paso al plato principal.

Redoble de tambor…

 

Boniato:

 

 

¿Podrías diferenciar este cultivo? si es así deberías formar parte de nuestro equipo, ni siquiera los científicos conocen la respuesta. Podríamos estar frente al primer organismo transgénico en el que no ha intervenido el humano. El mérito es para una bacteria, Agrobacterium tumefaciens, muy estimada por los biotecnólogos ya que es utilizada en la transformación de plantas. Su plásmido Ti (tumor inducing) posee una región (vir) con genes de virulencia que transfiere al genoma de la planta tras infectarla. De este modo utiliza a la planta para producir opinas, aminoácidos especializados que actúan como fuente de energía solo apta para la bacteria citada, por lo que las utiliza como nutrientes específicos para su propio crecimiento.

Adicionalmente, esta región vir induce la producción de auxinas y citoquinas, lo que provoca el desarrollo de tumores, de aquí el nombre de la especie (tumefaciens). Se ha comprobado que los genes de la bacteria y el boniato comparten un mismo origen, demostrando que en algún punto de la evolución de la planta se produjo una infección y transfección de los nombrados genes por parte de la bacteria.

Esto supone un punto de inflexión en la lucha contra los transgénicos. Uno de los argumentos más utilizados por los opositores es que no se conoce como el consumo transgénicos puede afectar al organismo. Tras siglos de consumo de boniato no hay evidencias documentadas de peligro para la salud.

 

Enhorabuena, ¡has ganado!

¿Así de fácil, sin recuento? No es necesario contar los puntos, sin duda has conseguido eso que andabas buscando al entrar en nuestra páginauna dosis de conocimiento y pasar un buen rato.

Esperamos que tras esta breve lectura… 

 

Espera espera, ¡¡lo hemos pasado por alto!! Se nos ha olvidado el titán de los transgénicos, LOS MICROORGANISMOS. ¿Dónde los encontramos, cuáles son sus aplicaciones y por qué son indispensables en nuestro día a día? Atento a las próximas actualizaciones.

 

Si quieres formar parte de nuestro equipo de redacción o quieres colaborar con nosotros, no dudes en ponerte en contacto, nosotros te formamos para que saques aldivulgador científico que llevas dentro!! y te ponemos en contacto con empresas y los principales actores del sector biotecnológico!!

¡¡Pasa a formar parte de la comunidad Biotecnológica Inspira Biotech!!  ¡¡Te estamos esperando!!

0
0
0

Aitor García Anaya

Aitor García Anaya, Graduado en Biotecnología por la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona. Inspirado por el equipo durante su estancia en el H.U. La Ribera (Alzira) descubrió su cometido en la sociedad científica. Entusiasmado con la idea de transmitir sus conocimientos a las próximas generaciones impulsó el proyecto divulgativo ''perdiendo el miedo a los transgénicos''. Contacta a través de: equipoinspira@inspirabiotech.com

aitor-garcia-anaya has 29 posts and counting.See all posts by aitor-garcia-anaya

Un comentario sobre “¿Evolución o transgénico? juguemos a diferenciarlos.

  • el marzo 26, 2018 a las 6:44 pm
    Permalink

    Ha sido muy interesante y enriquecedor.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *